Tumores

Cuando un paciente se le diagnostica un tumor cerebral usualmente se rodea de opiniones y conceptos de personas no expertas en el tema. Esta es una información general pero que es de gran utilidad si el paciente tiene un diganóstico nuevo de tumor cerebral.

Tumores Cerebrales

En el interior del cráneo se encuentran 3 órganos principales: el cerebro, el cerebelo y el tallo cerebral. En el cerebro están ubicadas todas las representaciones de nuestro cuerpo, tanto motoras (donde se planean y ejecutan los movimientos de todas las partes del cuerpo) como sensitivas (donde se integran las diferentes sensaciones que recibe el cuerpo a través de los órganos de los sentidos). Además en el cerebro se encuentran nuestra personalidad, la capacidad de análisis, planeación y juicio, el lenguaje, la memoria, etc. El cerebelo se encarga de toda la coordinación de los movimientos, haciéndolos finos y precisos. Además coordina los movimientos de los ojos, la marcha y la correcta articulación del habla. El tallo cerebral se encarga del ciclo de vigilia y sueño, del movimiento de los ojos, cara, deglución, de la audición, de la sensibilidad de la cara y del control de la respiración y el corazón.
Los tumores pueden originarse dentro de cualquiera de estas regiones descritas. Hay muchos tipos de tumores cerebrales siendo los más frecuentes los gliomas. Estos se clasifican en cuatro grados, siendo el grado 1 el menos agresivo y maligno y el grado 4 el más agresivo y maligno de todos. Este último se denomina Glioblastoma multiforme y es uno de los tumores más agresivos que pueden presentarse en el ser humano. Hay otros tumores como el meduloblastoma, que suele originarse en el cerebelo de los niños. Los tumores cerebrales casi nunca dan metástasis a otros órganos. El meduloblastoma se puede diseminar a la médula espinal y a otros sitios del cerebro.
En términos generales el mejor tratamiento para estos tumores es la cirugía, combinada con radioterapia y en ocasiones quimioterapia. Entre más tumor se pueda resecar mejor calidad de vida. Hoy día hay técnicas de localización de las zonas más importantes del cerebro (como las que controlan el lenguaje y los movimientos corporales por ejemplo) para tener mayor seguridad al momento de la intervención quirúrgica de producir el menor daño posible. En la Fundación Valle del Lili contamos con los mejores equipos de imágenes diagnósticas, así como la posibilidad de estereotaxia y mapeo de corteza cerebral que minimizan el impacto de la cirugía de tumores sobre el cerebro del paciente. Una vez el paciente es operado se traslada a la unidad de cuidados intensivos para monitoría estricta de su estado neurológico y general. Una vez se traslada a una habitación, el paciente es evaluado por el grupo de Radioterapia el cual programa el tratamiento de radiación a seguir. La radioterapia se hace en varias sesiones de manera ambulatoria. Puede presentar algunos efectos secundarios como caída del cabello, algo de dolor de cabeza en las fases iniciales y en algunos pacientes, vómito.
El objetivo de todo este tratamiento es controlar la enfermedad, pero, a la luz de la ciencia actual, es muy difícil lograr su curación.

Las metástasis cerebrales son tumores que se originan en otros órganos (pulmón, seno, piel, riñón, sangre, tiroides, etc). Cuando son pocas y fácilmente asequibles, se indica cirugía para extraerlas. Al igual que los tumores anteriores, una vez se reseca la metástasis, se lleva el paciente a radioterapia.

Otros tumores, que no se originan dentro del cerebro y suelen ser benignos (no cancerosos), son los meningiomas, considerados por muchos los más frecuentes del sistema nervioso. Los meningiomas son tumores que no invaden el sistema nervioso, sino que lo comprimen, lo cual facilita en cierta forma su resección. La posibilidad de que un tumor de estos vuelva a crecer, es menor si se logra una resección completa. Casi nunca requieren radioterapia después de cirugía pues estos tumores son benignos. Solo un pequeño porcentaje de ellos que son malignos requiere radioterapia posterior a la operación.

Nuestros Especialistas

Neurocirugía

Ernest Senz M.D.
Fernando Velásquez M.D.
Juan Alfonso Uribe M.D.
Javier M. Lobato Polo M.D.
Alberto Leon Rosero Guerrero

 

Neurología

Yuri Takeuchi Tan M.D.
Jorge Luis Orozco Vélez M.D.
Jairo Quiñonez