Guias para el manejo de hemorragia subaracnoidea: I PARTE

Javier M. Lobato Polo M.D.

Neurocirujano-Neurocirugía estereotáctica y Funcional

Fundación Clínica Valle del Lili

RESUMEN DE LAS GUIAS PARA EL MANEJO DE LA HEMORRAGIA SUBARACNOIDEA ANEURISMATICA

PARTE I.

Titulo Original: Guidelines for the Management of Aneurysmal Subarachnoid Hemorrhage: A Statement for Healthcare Professionals From a Special Writing Group of the Stroke Council, American Heart Association

Joshua B. Bederson, MD, Chair; E. Sander Connolly, Jr, MD, FAHA, Vice-Chair; H. Hunt Batjer, MD; Ralph G. Dacey, MD, FAHA; Jacques E. Dion, MD, FRCPC; Michael N. Diringer, MD, FAHA; John E. Duldner, Jr, MD, MS; Robert E. Harbaugh, MD, FAHA; Aman B. Patel, MD; Robert H. Rosenwasser, MD, FAHA

Stroke 2009;40;994-1025

 

En Estados Unidos la prevalencia de hemorragia subaracnoidea es de 30 000 casos cada año, constituyendo así alrededor del 5% de todos los eventos cerebrovasculares. Suelen presentarse con mayor frecuencia entre los 40 y 60 años y es 1.6 veces más frecuente en mujeres que en hombres. Tiende a presentarse con mayor frecuencia en afrodescendientes que en personas de raza blanca. Los factores de riesgo que se han encontrado en análisis multivariados son la hipertensión arterial, el tabaquismo y el consumo de alcohol. Los pacientes tratados de aneurisma cerebral tienen una incidencia anual de formación de nuevos aneurismas de 1 al 2% y algunos autores consideran razonable realizar estudios de imagenes de cotnrol.

 

 

GUIAS

Prevención de la HSA

1. El cotnrol de la presión arterial se relaciona con la disminución de incidencia de isquemia y hemorragia cerebral .

2. Dejar de fumar reduce el riesgo de HSA (Clase IIa, Nive B).

3. Realizar estudios de búsqueda (screening) en poblaciones de riesgo es de valor incierto. El patrón de oro para el diganóstico sigue siendo la arteriografía cerebral, la cual debe solicitarse en casos de alta sospecha de aneurisma.

 

Historia Natural y pronóstico final

1. Se debe determinar el grado de severidad en el cual se encuentra el paciente, lo antes posible, para planear el futuro.(Calse I, Nivel B).

2. El tratamineto de un aneurisma roto debe instaurarse lo antes posible. El riesgo de resangrado es mayor en las primeras 24 horas (más en las 2 a 12 horas siguientes al ictus) - 3 a 4%-. El riesgo de resangrado en los posteriores dias es del 1 a 2% por día el primer mes y luego del tercer mes es del 3% por año. (Clase IIb, Nivel B).

3. Deben identificarse tempranamente los pacientes con alto riesgo de resangrado (mayor intervalo sangrado-admisión, peor estado neurológico y una alta presión arterial al ingreso. (Clase IIb, Nivel B)

 

Manifestaciones Clínicas

1. Debe sospecharse HSA en pacientes con cefalea intensa, de inicio súbito. (Clase I, Nivel B).

2. Una tomografía cerebral (TAC) debe realizarse si se sospecha HSA. Si la TAC es negativa, se debe realizar una punción lumbar. (Clase I Nivel B).

3. Se debe realizar una angiografía convencional si se diagnostica una hemorragia subaracnoidea, para detectar anomalias vasculares. (Clase I Nivel B). El 20 a 25% de las angiografías resultan negativas. Un 1 a 2% demuestran alguna aomalía al realizarse alrededor de una semana después.

4.Si no se puede realizar una angiografía convencional se puede realzar una angiografia por TAC o Resonancia. (Clase IIb, Nivel B).

 

****************ESPERE LA SEGUNDA PARTE LA PROXIMA SEMANA: Medidas de emergencia, medidas médicas para prevenir el resangrado, metodos de tratamiento quirútgico y endovascular********************************


Nuestros Especialistas

Neurocirugía

Ernest Senz M.D.
Fernando Velásquez M.D.
Juan Alfonso Uribe M.D.
Javier M. Lobato Polo M.D.
Alberto Leon Rosero Guerrero

 

Neurología

Yuri Takeuchi Tan M.D.
Jorge Luis Orozco Vélez M.D.
Jairo Quiñonez